Renovación

La política siempre exige una constante renovación. Mismas personas con los mismos cargos durante mucho tiempo, no suele ser una buena idea.

Los romanos, en la época de la República, establecieron el tiempo de gobierno de manera anual. El pretor, el cuestor, el cónsul, el tribuno de la plebe, etc., es decir, los puestos de la administración romana, eran de un año de duración. Hacia el final de la época republicana, Cayo Mario fue cónsul siete veces, algunas de ellas continuadas, Sila fue cónsul y dictador, y Julio César cónsul vitalicio. Después de él, la República se hundió y apareció el Imperio, ejemplificando la decadencia de la democracia romana.

En Estados Unidos, un presidente sólo puede aspirar a dos mandatos consecutivos de cuatro años cada uno. Se evita así, al menos en teoría, que una persona con tanto poder permanezca demasiado tiempo al mando de todo. Observamos que las segundas legislaturas suelen promover medidas más arriesgadas, puesto que el presidente sabe que no podrá presentarse a una segunda reelección.

En España hemos vivido varios gobiernos largos: el primero, el de Felipe González, que acabó sumido en la corrupción tras casi tres legislaturas de permanencia. El segundo, el de José María Aznar, que, en su segundo mandato, sabiendo que no iba a presentarse (al modo americano) y contando con mayoría absoluta, sembró la simiente de la crisis que estamos pagando, consagrándose como el peor presidente de la historia de la democracia hasta que llegó el siguiente. José Luis Rodríguez Zapatero, que empezó con buen pie los dos primeros años de su legislatura, pero que no dejó de estropearlo todo hasta que terminó su mandato antes de cumplir la segunda. No supo frenar la crisis, ni siquiera reconocerla, y fue incapaz de solucionar los errores y las bombas que Aznar nos dejó; fue un inútil, por su incapacidad de comprensión de la situación y por su lentitud de reacción. Aznar era perverso, malvado, es decir, un neoliberal consagrado; Zapatero se suponía que era socialdemócrata, y acabó actuando casi con los mismos principios que Aznar, y estropeando más la situación ya de por sí grave. Ahora tenemos a Rajoy, que de lo malo que es, no va a necesitar una segunda legislatura, porque al finalizar esta (si es que la acaba) ya habrá hundido por completo el país, siguiendo la misma doctrina que su predecesor y valedor Aznar.

Sin embargo, el mayor ejemplo de la corrupción que el “apoltronamiento” origina, la podemos ver en los órganos de gobierno internos de cada partido. En el PSOE, la lucha intestina entre el guerrismo y el felipismo, aun vigente, está destrozando la estructura del partido y la confianza de sus propios votantes, cada vez menos, afortunadamente. En el PP, observamos como Bárcenas, que fue tesorero durante 19 años, presuntamente ofrecía “incentivos”, es decir, sobresueldos, o sueldos en sobres, en dinero negro, que parece ser que funcionaban con los clásicos sobornos tan tradicionales en los sectores de la derecha de cualquier país, especialmente el nuestro.

¿No es momento de cambiar este sistema de arriba abajo? Y no sólo hablo de las relaciones entre sector privado y sector público, sino de la propia organización de los partidos políticos y sindicatos, tan proclive a la corrupción.

El día que vea un furgón policial en la calle Génova y otro en la calle Ferraz, empezaré a creer en la justicia y la democracia. Mientras tanto, les ofrezco a todos ellos lo mismo que ofrecía Andrea Fabra a los parados al borde de la pobreza.

  1. Marisa
    19 enero 2013 a las 16:46

    Me llama la atención que digas que Aznar es el peor presidente de la democracia. ¿Consideras que es peor que Zapatero? Me resulta difícil creerlo.

  2. 21 enero 2013 a las 12:08

    En el fondo es una cuestión subjetiva.

    Para mí, Aznar, por sus formas, por lo que hizo (aceptar el neoliberalismo, privatizar las grandes empresas del país, crear la burbuja inmobiliaria…), es el peor por sus decisiones. Zapatero es el más decepcionante, por inútil. Considero que Aznar es malo, y Zapatero un imbécil.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: